3 COSAS EN LAS QUE INVERTIR EN UNA REFORMA